Una chimenea convertida en librería

Mira que me gustan las chimeneas, pero reconozco que en casas de ciudad no son muy prácticas. Nunca tienes troncos, no sabes bien como encenderla, se te mete el humo en la casa… Así que, si has dado el paso de asumir que ya no utilizas tu chimenea puedes convertirla en una librería. La tapias por detrás con ladrillo visto, se pinta y colocas unas baldas. ¿No te parece una buena solución?

Fuente: Yvestown

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>